Boada de Roa

 

 

Principal
Municipios
Arriba

MANIFESTACIONES ARTÍSTICAS


IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA ANTIGUA

Aunque es la ermita de San Andrés, situada sobre el cerro que domina el caserío, la que se ha identificado con el antiguo monasterio surgido en el siglo X, lo cierto es que es la iglesia parroquial la que más claramente muestra la herencia del antiguo priorato benedictino, como aún proclaman los blasones de Arlanza que lucen las casas contiguas, antaño pertenecientes a los monjes
Esta Iglesia es un edificio de una sola nave con cabecera cuadrada y tramos cubiertos por bóvedas de arista, levantándose a los pies una espadaña de tipo románico, con cuerpo inferior macizo, coronado  por imposta de chaflán invertido que da paso al campanario, con dos troneras de medio punto y encima de ellas otra más pequeña, sobre la que se dispone el típico remate a piñón.
Posee la Iglesia en su interior seis fragmentos de relieve descubiertos en los muros interiores de la nave, en su mitad posterior, piezas decoradas a base de estrellas de cuatro puntas talladas a bisel y enmarcadas en círculos, que recuerdan la tradición visigótica.

 

21

 

 

ERMITA DE SAN ANDRÉS DE BOADA


En el cerro que domina el pueblo de Boada, existe todavía, a pesar de los siglos una ermita, que en lejanos tiempo fue la iglesia del Monasterio de San Andrés de Boada, la cual conserva el antiguo pórtico con arcos de medio punto, al estilo de las iglesias rurales de la Edad Media.
En el año 937, es la Carta de donación y restauración del Monasterio de San Andrés de Boada, , hecha por Diego Rodániz y su mujer Teresa, al Abad Gaudio y sus monjes, les entrega “ ipsum locum quem ferunt Geri in Urbe Rauda addivulcata sicut vocitant Bobata”, este documento está publicado por el P. Serrano en el Cartulario de Arlanza, p.40-43, escrit.XIV. La donación fué hecha el 1 de marzo del año 937.
Al mismo tiempo se les entrega como dote unas propiedades para que las exploten y pueda asegurarse la subsistencia de la comunidad.
Este documento constituye lo que los historiadores denominan licencia ad populandum, cuya pretensión no es otra que consolidar la repoblación
El templo, ha dejado atrás su función primigenia y ha sido reconvertido en espacio cultural gracias a la iniciativa de la Asociación Cultural Amigos de la Abadía de San Andrés, el Arzobispado de Burgos fue receptivo y accedió a traspasar la titularidad al Ayuntamiento, quien a su vez cedió el uso del inmueble a la asociación cultural por un período de 25 años, con el fin de que se empleara en beneficio del pueblo.
El centro acoge semanas culturales, exposiciones y otras actividades puntuales.

 

3

   

 


Última modificación: 10 de Septiembre de 2009